¿Arrepentido?

¿Está acaso tu nombre o tu rostro en esta página? ¿Están tus datos personales? ¿Consideras que no deberían estarlo? ¿Te preocupa?

No te culpo…

En ese caso, escribe a: mearrepientodetodoelmal@gmail.com y explícanos por qué crees que no deberías estar aquí.

 

¿Quieres aportar información? Usa el mismo correo electrónico. Estamos siempre atentos.

Esta página va a seguir creciendo. Será publicitada y compartida con la ayuda de mucha gente. Estamos trabajando para que el nombre de los individuos mostrados aquí sea la PRIMERA COSA que aparezca en Google cuando se escriba el nombre (o sobrenombre) de cualquiera de los cyber-fracasados expuestos en ardidos.net.

Si algún familiar, amigo, pareja (dudoso que alguien acá llegue a tener pareja, pero bueno…), compañero de universidad, o jefe/a te busca en Google para saber tus antecedentes antes de contratarte, tu perfil en ardidos.net (lleno de todas las cagadas que has puesto) será lo primero que aparezca.

No sólo con material ofensivo hacia ti: sino con pruebas de tus delitos, tus cómplices, o tus anormalidades. Con evidencias de POR QUÉ apareces aquí en primer lugar.

 

En el mundo real, Gabriel Esteban Malzone no sabe que aconsejarle a un menor de edad que contrate “sicarios” tiene consecuencias reales.

 

Este sitio es un portal, además, para que los conocidos (amigos y familiares) de quienes aparecen en este sitio, se den cuenta de lo que ellos hacen en Internet. Para que miren el modo que sus hijos/hermanos/amigos se han ensañado con algunas personas (mujeres, menores de edad, personalidades de internet, etc).

Lo que es más: este sitio podrá compartirse fácilmente para exponer a las cyber-ratas del ARD en redes sociales como si fuera un currículum de todos y cada uno de ellos.

Si estás preparado para dejar de ser un necro-huevón, madurar, poner los pies en el mundo real, y seguir adelante en la vida, este es el primer y único paso.

¿Abogados? ¿Demandas? Blah, blah, blah. No resultó bien con este señor, y las probabilidades son de que tus amenazas sean todavía menos creíbles y hagan más agua que las suyas. Así que bájate de la nube.

En ardidos.net estamos deseosos, además, de conocer la identidad de quien se atreva a llamar a un abogado, para que el pobre idiota sea, apropiadamente, contra-querellado ante la corte por muchos injuriados que quieren abrir denuncias contra los patéticos miembros del grupo y no pueden por falta de datos. Y eso sin mencionar que también hay quienes quieren confrontarlos fuera de un teclado.

Así que piensa con el cerebro antes que con el culo: no desaproveches esta amable oportunidad. Y ponte las pilas: porque dejar de aparecer aquí no es fácil, pero ES posible.